¿Te muerdes las uñas? Conoce todo sobre la onicofagia

Son muchas las personas que tienen la costumbre de morderse las uñas, pero el hecho de que muchas personas lo hagan no quiere decir que es algo normal ni muchos menos sano.

Morderse o comerse las uñas es lo que se conoce como ‘onicofagia’. Se trata de un trastorno que afecta más allá de la estética, sino que también tiene consecuencias directas a la salud.

Cuando vemos una persona comiéndose las uñas, rápidamente podemos darnos cuenta que esta nerviosa. Por lo general, este habito comienza como una manifestación de ansiedad y estrés, pero luego se puede llegar a convertir en una costumbres compulsiva y esta persona hasta puede necesitar de un tratamiento para poder abandonarlo.

Este trastorno afecta a adultos y niños. Se cree que aproximadamente un 30% de los niños se comen las uñas y en la etapa de adolescente la cantidad aumenta a un 50%.Te muerdes las uñas Conoce todo sobre la onicofagia

¿Cuáles son las causas de la onicofagia?

Para poder ponerle fin a este trastorno, es importante conocer cuales son las causas que lo han despertado.

La principal causa de la onicofagia es la ansiedad. Cuando una persona esta pasando por un momento de presión, que puede ser algo tan sencillo como ir a una entrevista de trabajo o tener que rendir un examen, siente la necesidad de morderse las uñas para estar más aliviado.

Lo mismo sucede cuando sucede algo que altera los nervios o cuando esta atravesando un revolución de emociones, lo que generalmente ocurre en medio de problemas y conflictos de la vida.

Así también se ha descubierto que muchos de los problemas emocionales que causan la onicofagia provienen de la infancia. Si una persona no recibe la atención que necesita de niños o pasa por momentos traumaticos, de joven y adulto seguirá sintiendo esa ansiedad y nervios.

¿Cuales son las consecuencias de comerse las uñas?

Esta costumbre parece algo muy sencillo, pero trae consecuencias muy negativas para la estética y la salud.

El morderse las uñas le provoca daños a esta parte del cuerpo. Las uñas comienzan a lastimarse, sangrar y despegarse. Esto causa dolor, pero a veces la persona tienen tanta ansiedad y nervios que no se percata de esto pare detenerse.

Quienes se muerden las uñas constantemente notaran que la anatomía de esta cambia, ahora se vuelven más anchas y no crecen más allá de la piel del dedo.

Además, en los casos de onicofagia crónica, la que sufre daños es la matriz de la uña y puede llegar a perderse por completo.

Además, las consecuencias también se sienten en la boca. Las uñas acumulan muchas bacterias y germenes, al llevarlas a la boca se esta poniendo en riesgo la salud bucodental.

Los dientes se ven perjudicados por el movimiento y choque con la uña, así se desgastan y el esmalte se estropea. En caso de tener carillas, estas se aflojaran en poco tiempo.

Solución a la onicofagiaTe muerdes las uñas Conoce todo sobre la onicofagia 1

Morderse las uñas puede convertirse en un tic muy difícil de abandonar. Aunque nadie deja de comerse las uñas de un día para el otro, tampoco es imposible.

Existen muchas técnicas que se pueden poner en practica para tratar la onicofagia. La solución más efectiva consiste en aplicar un esmalte de mal sabor a las uñas.

Pero también se puede utilizar guantes, uñas postizas que cubran las naturales y pegar cintas o curitas para protegerlas.

Para solucionar la onicofagia de raíz, lo mejor es visitar a un medico psicólogo que pueda tratar el trauma o estrés que estaba provocando este trastorno.

Incoming search terms:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *